NUESTROS AUTORES

Iñaki Uriarte

A cuantos escribimos nadie nos puede negar la condición de escritores (o escritoras).


Pequeña biografía que te interese destacar:
Quizá podría decirse que soy un apasionado vital, hasta tal punto que una sola vida no me parece suficiente para el poco tiempo del que disponemos. Quizá por eso, cuando descubrí de chaval que la lectura me permitía experimentar lo que otros vivieron antes que yo, me sumergí en la lectura de cuanto caía en mis manos. Hace ahora unos doce años me decidí a escribir, al darme cuenta de que podía así vivir aún más intensamente, casi como propias,las peripecias de mis personajes. El resultado fue tan estimulante que “Estirpe maldita” es ya mi cuarta novela, donde espero que el lector se encuentre cara a cara con los extraños dioses mexicanos y los hombres que los derribaron de sus ensangrentados altares.

¿Cómo definirías en un máximo de cinco líneas de qué trata tu libro y por qué deben comprarlo los lectores?
Es una novela de fantasía y aventuras, con un desarrollo fielmente ajustado a la realidad histórica en la que transcurre. Tras las desventuras del protagonista fluye la idea de que en realidad existimos por las acciones de los que nos precedieron, acertadas o no, así como nuestros actos y decisiones afectarán a los que nos sucedan. Es, en definitiva, una lectura muy entretenida para pensar un poco sobre lo efímero del ser humano.

¿Cuál es el principal objetivo que te planteaste con la escritura de esta obra?
Sin perder la razón primera de toda novela, que debe ser entretener al lector, en “Estirpe maldita” he pretendido mostrar la extraordinaria mitología azteca y explicar, aunque fuera de forma obligadamente concisa, cómo ocurrió en realidad el hundimiento del imperio azteca. Porque la conquista de lo que hoy es México no fue un enfrentamiento entre los malvados invasores españoles y el feliz y libre pueblo mexicano, como algunos pretenden, ni la epopeya heroica que nos contaron en los libros de texto. En “Estirpe maldita” quiero entretener al lector y mostrarle que ni era la nación azteca precisamente un paraíso, ni los castellanos mejores o peores que quienes la habitaron.

¿Qué es para ti ser escritor/a? ¿Te cuesta utilizar esa palabra para definirte?
Según la Real Academia Española, escritor es la persona que escribe, como pintor es quien pinta y poeta el que compone obra poética; por lo tanto, considero que al que escribe se le debe llamar escritor. Puede que sea buen escritor o malo, profesional o aficionado, pero a cuantos escribimos nadie nos puede negar la condición de escritores (o escritoras).

¿Qué ha sido lo más bonito y lo más difícil de todo el proceso de publicación de tu libro?
Lo más bonito, como en todas mis obras, es para mí la documentación. Empaparte de la cultura sobre la que escribes, buscar documentos fiables para tomarlos como referencia, contrastar hechos, aprender… Todo eso supone para mí vivir la vida que pretendo pasar al papel; algo realmente apasionante.
Lo más difícil quizás sea el aceptar que no lo puedo hacer mejor. Nunca estoy satisfecho con el resultado final, siempre cambiaría algo, para entrar en un bucle eterno de correcciones. Pero también en eso hay que saber encontrar un término medio.

¿Les aconsejarías a otros escritores que se embarcaran en la aventura de la autoedición?
Hay obras, independientemente de su calidad literaria, que hoy en día no tienen cabida en el mercado editorial que busca una rentabilidad (legítima por otra parte) inmediata. Hoy, las editoriales tradicionales no pueden permitirse el lujo de apostar por un autor desconocido, en un mercado hiperactivo y con presuntos autores mediáticos que no tienen mayor mérito que salir en programas de máxima audiencia (no creo que haga falta poner ningún ejemplo de ello). Así que la autoedición es en muchos casos la única oportunidad que tendrá el autor de dar a conocer su obra de una manera digna y profesional.

¿Cuál ha sido tu experiencia con Rubric?
Sencillamente magnífica, desde la ilustradora de la portada al maquetador. Se nota cuando tratas con profesionales, todo es más fácil, y eso es algo de agradecer cuando se trata de dar por fin forma a un trabajo en el que has invertido tanto tiempo, tanto esfuerzo y tanta ilusión.

¿Qué sentiste cuando tuviste el libro entre tus manos?
Bueno, sé que es una comparación más que manida, pero sigue siendo acertada: es como tener un hijo, algo que perdurará, que vivirá más que tú. Un retoño engendrado en tu imaginación y al que le ha costado mucho más de nueve meses ver la luz.

¿Algún consejo para escritores que están empezando?
No me creo capacitado para aconsejar a nadie. Sencillamente decirles que, si se quieren considerar escritores, escriban, y que no se crean mejor ni peor que nadie; porque ciertamente es muy difícil llegar a escribir como R. L Stevenson, pero también es verdad que, como decía el bachiller cervantino, “ningún libro es tan malo que no tenga al menos una cosa buena”.

Últimamente nos gusta cerrar nuestras entrevistas con una pequeña batería de frases que requieren una respuesta muy breve, ¡vamos a ello!

Tu principal fuente de inspiración es… La lectura y los sueños. Que, a fin de cuentas, son para mí casi lo mismo.

Para llamar a las musas nada como… Trabajar.

Tu lugar preferido para escribir… Un desván diáfano, con un amplio ventanal abierto a la naturaleza.

¿Prefieres el día o la noche?, ¿el silencio o algún sonido de fondo? Soy hombre de luz, prefiero el día y suelo escribir acompañado por alguna música acorde con el tema sobre el que trabajo. Para esta obra en concreto he escuchado tanto música clásica como prehispánica.

¿Libro electrónico o libro en papel? Soy un apasionado de los libros de papel, me gustan tanto como objetos en sí como por el contenido que encierran. Pero tengo también una extensa biblioteca digital. Para viajar son infinitamente más cómodos. Además, para el escritor,los libros electrónicos son de gran utilidad. Se pueden adquirir ejemplares digitalizados que impresos en papel resultan prohibitivos o, sencillamente, imposibles de conseguir.

¿Alguna superstición? Ninguna que recuerde.

Un sueño como escritor/a… Que mis obras gusten a los lectores y sea capaz de mostrarles algo que desconocían.

Tu escritor/a favorito/a… No tengo un escritor favorito, sino libros que me cautivaron. “La isla del tesoro”, por citarte solo uno.

Un personaje literario que te cautivara especialmente… El principito (el de Saint-Exupéry)

La novela que te hizo llorar… No recuerdo haber llorado con ninguna novela, pero sí reírme a carcajadas con “La venganza de don Mendo”.

Por último, nos gustaría conocerte un poquito mejor, ¿te animas a responder a nuestro apartado “muy personal”?

Tu comida favorita es… Soy tan ecléctico con la comida como con la literatura o la música. Disfruto con la buena comida, tanto sea animal como vegetal.

Serías capaz de insultar si… Traicionan mi confianza o veo que mienten o falsean de manera intencionada la verdad.

Tu ciudad favorita es… Aquella donde me encuentre con la gente que quiero.

Lo que te hace más feliz… Ver a mi gente feliz (sé que suena un poco moñas, pero es así).

Lo que más odias de este mundo… La estupidez y la deslealtad.

Una manía personal… Acariciar libros antiguos.

¿De qué te disfrazarías en una fiesta de disfraces?... Jamás me he disfrazado, y no tengo intención de empezar ahora.

Ahora mismo estás leyendo... “Cómo ser un estoico”, de Massimo Pigliucci.

Libros escritos por Iñaki Uriarte

Descubre las novedades de los escritores indie que apuestan por triunfar. Escritores orgullosos de pertenecer al catálogo de Rubric.


  • Estirpe maldita

    Una novela fantástica con un desarrollo fielmente ajustado a la realidad histórica en la que transcurre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies